El marcaje de la ropa no sólo es cosa de niños

La identificación de prendas de vestir no es una práctica necesaria solo para la ropa de los más pequeños. Los mayores son otro sector donde este tipo de soluciones es bienvenida. Marcar la ropa de los ancianos que viven solos o en residencias es algo más que poner un nombre, también puede suponer salvar una vida.

Etiquetas de marcado para los mayores

Las etiquetas identificativas resultan de gran utilidad entre las personas de edad avanzada. Sirven para diferenciar sus prendas de vestir de las de otros ancianos, en lugares como los centros de día o las residencias para mayores. Pero sus posibilidades no se limitan únicamente a la identificación de la prenda. Marcar ropa mediante este tipo de etiquetas no tiene necesariamente que limitarse al nombre y apellido de su dueño. Cualquier otro dato que se quiera añadir (número de habitación o de historial clínico, por ejemplo) puede ser de gran utilidad, en términos de organización de la institución.

Etiquetas identificativas con labor social

Solo la imaginación pone límites a las posibilidades de uso que tiene una etiqueta de marcado de ropa. Un ejemplo de esto son las etiquetas identificativas, que son utilizadas tanto para coser o adherir a la ropa como en forma de pulseras, y cuyo contenido va más allá de un nombre y un apellido. Las personas mayores que viven solas tienen un aliado importante en estos pedazos de tela. En ellos puede grabarse información vital para los ancianos. Por ejemplo, la dirección de residencia, un teléfono de urgencia o unas condiciones médicas importantes que han de ser conocidas en todo momento (si es diabético o si padece alzheimer, entre otros). Gracias a este tipo de soluciones sencillas, estas personas pueden disfrutar por más tiempo de una vida autónoma, con la tranquilidad de que su ropa hablará por ellos, en caso de que sea necesario. Por extensión, los familiares de estas personas encuentran también una vía que les permite estar más relajados respecto al bienestar de sus seres queridos, aún cuando no vivan bajo el mismo techo.

Foto: Piga – FotoliaSimilar Posts:

Etiquetas:, ,